Posicionamiento y reconocimiento de los vinos Rías Baixas en México


Body: 

Andrés Amor es un experto en vino, licenciado en Gastronomía con especialidad en Artes Culinarias del Mundo por el Instituto Tecnológico Restaurantero, comunicador y periodista. También es conocido en el mundo gastronómico por ser un gran conocedor de la buena vida.

Cursó la Formación Profesional como Sommelier por la Academia Mexicana  del Vino y una Especialización en “Wine Marketing in Restaurants” by Rene Rogerr de la Ecole Hoteliere (Laussane, Suiza) por CESSA Universidad y en 2018 y 2019, fue reconocido por la revista “Lideres Mexicanos” como una de las 25 personas más influyentes del sector del vino en México.

También es consultor de restaurantes y a la par, diseña y desarrolla eventos y experiencias gastronómicas e imparte catas para clientes de alto perfil en el sector privado.

Comentar que también es sommelier instructor en México para la Denominación de Origen Rías Baixas y proyect  manager  del  concurso  “Mexico  Selection”  by  Concours  Mondial  Du Bruxelles y en dos ocasiones, Juez catador internacional del Concours Mondial Du Bruxelles (Beijing, China 2018 y Aigle, Suiza 2019).

Actividades de promoción que se llevan a cabo en México este 2020

En 2020 las actividades planeadas inicialmente para ser presenciales, fueron reestructuradas a un formato -online-. Es decir que las formaciones son ahora mediante la plataforma Zoom y no exclusivas para restaurantes, sino que las abren a todo el sector de profesionales en la industria. Los interesados reciben los requerimientos para inscribirse a la formación: uno de ellos, adquirir un vino de D.O. Rías Baixas. Se les solicita también realizar una ficha técnica del vino que degustan y quienes cumplen correctamente con esta requisición, reciben un diploma. Este formato ha tenido una muy buena aceptación alcanzando a un mayor número de personas no solo de Ciudad de México, sino de otros Estados.

Recientemente pudieron realizar dos experiencias gastronómicas presenciales, siguiendo las normativas que rigen ahora a los restaurantes. Es así que bajo el concepto: Rías Baixas viaja por México, Andrés Amor y su equipo, llevan a los vinos de Rías Baixas por diferentes cocinas, como las de los chefs Oswaldo Oliva en Lorea y Ulises Palafox en República del Taco, yendo desde la alta cocina hasta un menú de Tacos.

Por último se han  apoyado de las redes sociales para promover Rías Baixas. Con el mensaje “Rías Baixas te invita a sonreír”, obsequian con vino a reconocidos sommeliers, consultores, periodistas especializados y bloggers, para reanimarles en esta dura época de confinamiento. Y han participado más en directos de Instagram en conjunto con representantes de las bodegas.

Tras esta breve introducción sobre Andrés Amor y lo que su equipo está haciendo en México para promocionar Rías Baixas, comenzamos con las preguntas:

En este contexto, le hemos hecho una entrevista a Andrés Amor, para conocer la cultura vinícola de México y la aceptación que están teniendo con los vinos Rías Baixas.

1. ¿Cómo es la cultura vinícola en México?

Aunque aún es muy bajo en comparación con otros países, como Estados Unidos, el consumo de vino ha incrementado en años recientes y con ello, los entusiastas que desean adentrarse al mundo del vino. El vino es visto como un lujo, no como una necesidad, y mucho menos como un alimento; sin embargo, gracias a esfuerzos de promoción del sector gastronómico y vinícola, poco a poco vamos viendo una mayor demanda y oferta de vino de diversos orígenes y estilos. También un mayor interés del consumidor en adquirir conocimiento mediante cursos y diplomados.

2. ¿Cómo conviven los vinos de Rías Baixas en ella?

En México los vinos españoles cuentan con reconocimiento y presencia desde hace muchos años. El vino tinto sigue siendo el más consumido, no obstante, hemos observado que el vino blanco adquiere relevancia y en particular los vinos de Rías Baixas, que son más bien conocidos como “albariño”, cuentan desde hace tiempo con presencia y aceptación, en parte por su buena relación precio-calidad y por su accesibilidad en los principales canales de distribución. Pese a que en México se tiene mayor preferencia por el tinto, vamos poco a poco aprendiendo que el vino blanco va muy bien con nuestra gastronomía.

3. ¿Por qué crees que nuestros vinos Gustan allí y gustan aquí?

Por su constancia en cuanto a calidad. Es difícil encontrar un Rías Baixas que no esté bien elaborado. Por su frescura y versatilidad, para consumirlos en todo momento y con buena parte de opciones gastronómicas, desde lo más sencillo hasta algo elaborado.

Evento con Rías Baixas en México: primer evento presencial realizado en octubre.

4. ¿Qué expectativas tienes para nuestros vinos en el mercado mexicano?

Que los vinos de Rías Baixas adquieran mayor posicionamiento entre los consumidores jóvenes; y mantengan una imagen innovadora, pero apegada a el valor del origen; de ser una D.O relativamente joven, pero muy bien constituida, que además impulsa el papel de la mujer en el mercado, el valor de sus viticultores y los productos propios.

Que se reconozca a la D.O de modo integral, no solo por su varietal.

5. ¿Qué piensas del momento que vive el sector del vino en la era covid-19?

Es un momento muy interesante pues es ahora cuando el sector ha entendido la importancia de la comercialización online, y acciones en redes sociales. Antes el sector restaurantero era punta de lanza para conocer vinos fuera de lo que se

encuentra en el supermercado o tiendas especializadas. Importadores, distribuidores han tenido que adaptarse abriéndose al e-commerce, encontrándose a disposición del público en general con buen resultado. También quienes apoyamos la cultura del vino tuvimos que reinventarnos desarrollando experiencias gastronómicas en línea que conjuntan un menú y degustación de vino, sin que se deba salir de casa.

6. Y por último, ¿qué platos de la cocina mexicana maridan mejor con nuestros vinos?

Aquellos que los mexicanos solemos combinar con salsas especiadas y picantes como las frituras de maíz rellenas (en México les llamamos “garnachas”); tacos (a base de res, pescado, cerdo), platos salseados y cocina del mar, como ceviches, pescado a la talla, desde luego.