Gallaecia destaca la gran calidad de los vinos de la D.O. Rías Baixas presentados a sus XXI Distinciones


El Pazo de Mugartegui, sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas, ha acogido esta mañana la cata para las Distinciones Gallaecia. A esta vigésimo primera edición del certamen que organiza la Asociación de Sumilleres de Galicia Gallaecia se han presentado 222 marcas de Rías Baixas.

Veintidós profesionales –entre sumilleres, enólogos, técnicos de Consejos Reguladores y críticos- han sido los encargados de valorar las referencias. Lo han hecho distribuidos en cuatro paneles de cata, sin recibir más información sobre cada vino que la añada a la que corresponde. Han evaluado vinos desde la cosecha de 2007 hasta la de 2017, pero sin seguir un orden cronológico.

La variedad “tiende a envejecer muy bien”
El presidente de la Asociación de Sumilleres Gallaecia, Aurelio Vázquez, destacó las cualidades de acidez y frescura que confieren el carácter a los vinos atlánticos de la D.O. Vázquez ha explicado que “en las añadas más antiguas se ve que los vinos evolucionan muy bien y presentan una complejidad muy grande”. Lo ejemplificó con los vinos de la cosecha de 2007 catados hoy, que valora como “muy redondos, muy equilibrados, realmente un gran vino”. La conclusión de Aurelio Vázquez ratifica que “la variedad albariño tiene tendencia a envejecer muy bien”.  

El tramo final de la cata se reservó para los espumosos y tintos con D.O. Rías Baixas. Sobre estas elaboraciones, el máximo responsable de Gallaecia ha comentado que “hemos comprobado que la calidad en los últimos años está subiendo muchísimo”.  

Agustín Lago, director técnico del Consejo Regulador de la Denominación de Origen, destaca la excelente oportunidad que supone participar en este certamen para las bodegas de Rías Baixas. “Además de optar al premio, pueden formar parte de la guía de Gallaecia, que es muy completa y tiene una muy buena acogida en el sector”, detalló Lago.

En septiembre, la cata final
Con la jornada de hoy en Rías Baixas, la Asociación de Sumilleres de Galicia (Gallaecia) pone fin a las precatas desarrolladas en las cinco denominaciones de origen vinícolas gallegas, a las que se une la cata especial de Aguardientes y Licores Tradicionales de Galicia. Para principios de septiembre está prevista la cata final, en la que participarán las referencias que en esta fase previa superen los 87 puntos. A diferencia de las precatas, en las que las bodegas remiten sus muestras a concurso, en la cata final es la organización la que se encarga de adquirirlas directamente en el mercado. En la final las Distinciones de Gallaecia recaen en los vinos con una puntuación de 92 o superior.

Catadores en Rías Baixas
En la evaluación de hoy en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas ha participado sumilleres, enólogos, distribuidores, técnicos de otras denominaciones de origen de España y formadores del ámbito de la hostelería. Entre ellos, han hecho el esfuerzo de acudir a esta cata Ramiro Fernández (sumiller del Restaurante Angler, del grupo D&D London, una estrella Michelín), Javier Facal (jefe de compras de vino del Grupo Huerto), Alberto Robes (director de Experimentación de la D.O. Ribera del Duero) o el distribuidor de vinos Gregory Clúa.