La Guía Peñín evalúa 270 marcas de la Denominación de Origen Rías Baixas


Pontevedra, 11 de abril de 2019.- El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas ha acogido la cata de la Guía Peñín de 2019. El director de la guía, Carlos González, y su editor, Javier Luengo, han evaluado algo más de 270 referencias, lo que supone un récord para esta publicación en Rías Baixas.

 

Carlos González ha explicado que en esta ocasión la cata se ha adelantado un par de meses con respecto a lo que venía siendo habitual. Esto les ha permitido contar con más vinos de añadas anteriores, ya que la de 2018 aún no tiene presencia generalizada en el mercado. De este modo, buena parte de los vinos evaluados pertenecen a la añada 2017 y previas como 2016, 2015, 2014 o incluso 2010. González afirma que han comprobado que “el albariño Rías Baixas se expresa muy bien con el tiempo, y resultan vinos muy complejos, sacan mucha mineralidad, salinidad, expresión balsámica, laurel, hierbas verdes…”.

 

El responsable de la Guía Peñín ha hecho hincapié en su función educativa hacia el consumidor de vino: “como prescriptores intentamos que no tenga tanta prisa en consumir vinos blancos del año, y en Rías Baixas precisamente se ve que tienen acidez, evolucionan muy bien y no hay riesgo de que la botella decaiga en dos o tres años, todo lo contrario”. De hecho, vinos de 2017 catados el año pasado, recién salidos al mercado, obtienen ahora una media de dos o tres puntos más.

 

Carlos González ha tenido elogios a la labor desarrollada por el sector de Rías Baixas en los últimos años. En un entorno de consumo creciente de vino blanco, el director de la Guía Peñín considera que “los albariños de Rías Baixas están muy bien referenciados y muy bien considerados porque han sabido mantener los precios” apostando por la calidad y por el cuidado de la materia prima.

 

 

La cata

La evaluación de hoy se desarrolla con etiqueta a la vista y con el tradicional sistema de fases visual, olfativa y gustativa, valorando en conjunto el equilibrio y la complejidad de cada marca. Carlos González defiende que “tenemos la etiqueta presente porque para nosotros es importante ponernos en la piel del consumidor, y también saber de qué añada es el vino, quién es el elaborador, qué factores han podido influir en el vino…”.  

 

En este sentido, el responsable de Peñín ha expuesto que es de las pocas guías que procuran viajar a las zonas de producción de vinos para conocer los viñedos y obtener la mayor cantidad posible de información de cada denominación con vistas a conseguir puntuaciones más objetivas. 

 

La Guía Peñín recoge cerca de 12.000 vinos

La Guía Peñín es una de las publicaciones de referencia para los vinos españoles a nivel nacional e internacional. Está a punto de cumplir sus primeros treinta años. Su primera edición como Guía de Vinos y Bodegas de España, de 1990, incluía unos 4.000 vinos catados de unas 1.200 bodegas españolas, en una época en la que sólo existían 39 denominaciones de origen reconocidas.

 

En la actualidad, esta guía recoge cerca de 12.000 referencias, lo que la convierte en una publicación de lo más completa. Posee una tirada anual de unos 15.000 ejemplares. Carlos González ha destacado que en la actualidad cuentan con un “equipo joven y más multidisciplinar que en los orígenes, cuando había un perfil más periodístico”. El director ha agradecido que cada vez más bodegas colaboren porque “nos ven como un punto de apoyo para poder hacer mejores vinos y vender más vino”.