Bodegas Marqués de Vizhoja, más de cuatro décadas de trabajo familiar para poner en valor la viticultura de calidad


Body: 

Fundada por Mariano Peláez en 1968, esta bodega de la D.O. Rías Baixas ubicada a orillas del río Miño se ha convertido en un referente no solo enológico sino también enoturístico ofertando recorridos que combinan vinos, paisajes y cultura

Desde la taberna y ultramarinos familiar a una proyección empresarial que llega ya a tres continentes. La historia de la Bodegas Marqués de Vizhoja, ubicada en Arbo, en la subzona de Condado do Tea, no podría escribirse sin el esfuerzo realizado por Mariano Peláez quien, en 1968, decidió fundar esta bodega con el lanzamiento al mercado de su primer vino. Este producto llevó el Premio Hoja de Parra, galardón del que deriva el nombre de la propia bodega, cuya marca se simboliza por una hoja de vid.

Vista aérea de Bodegas Marqués de Vizhoja, ubicada en la subzona de Condado do Tea de la Denominación de Origen Rías BaixasVista aérea de Bodegas Marqués de Vizhoja, ubicada en la subzona de Condado do Tea de la Denominación de Origen Rías Baixas

  Con la firme convicción de poner en valor la viticultura de calidad, Mariano Peláez fue uno de los 14 promotores de la creación del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas, ente que vio la luz en 1980. En esa misma década se lanzaron al mercado las otras dos marcas de Bodegas Marqués de Vizhoja: Torre La Moreira (un albariño 100%) y Señor da Folla Verde (un Condado do Tea, 70% albariño, 15% treixadura y 15% loureira).

En primer plano, parte de los amplios viñedos con los que cuenta Bodegas Marqués de Vizhoja, perteneciente a la Denominación de Origen Rías BaixasEn primer plano, parte de las casi 40 hectáreas de viñedo con las que cuenta Bodegas Marqués de Vizhoja, perteneciente a la Denominación de Origen Rías Baixas

Un lustro antes, Mariano Peláez lograba alcanzar un sueño largamente anhelado. Adquirió la Finca La Moreira y el Pazo Torre La Moreira de modo que consiguió tener su viñedo propio. Los terrenos de vides se fueron incrementando poco a poco hasta llegar a las casi 40 hectáreas actuales. Desde el asentamiento en Finca La Moreira, en 1975, Bodegas Marqués de Vizhoja no ha dejado de crecer hasta convertirse en una marca de referencia no solo a nivel nacional, sino también fuera del país. Y es que la filosofía de esta empresa familiar se ha ido trasladando a la siguiente generación, ahora con Jorge y Javier Peláez al frente del negocio, pero siempre, según ellos mismos aseguran, “amoldándonos a las necesidades del mercado”, pero siempre garantizando “una óptima ratio calidad-precio y una cuidada marca e imagen” para sus productos.

La vendimia en Bodegas Marqués de Vizhoja, perteneciente a la D.O. Rías Baixas, se sigue realizando de modo totalmente manualLa vendimia en Bodegas Marqués de Vizhoja, perteneciente a la D.O. Rías Baixas, se sigue realizando de modo totalmente manual

En ese afán de mejorar y evolucionar constantemente, Bodegas Marqués de Vizhoja ha sabido “apostar por lo mejor que la tecnología puede ofrecernos, pero sin perder de vista la esencia del trabajo en el campo que realizamos casi de forma artesanal. Todavía seguimos recolectando manualmente las casi 40 hectáreas de viñedo propio”, indica Jorge Peláez. Entre estos avances se encuentra la implementación del “sistema de flotación mediante gelatinas hidrolizadas, una técnica que nos permite un mejor filtrado de las borras de los mostos, obteniendo técnicas de emulsión, una óptima clarificación y un mayor rendimiento de los mismo. No cesamos en nuestro empeño de mejorar en cada añada nuestros vinos y ofrecer una cada vez más completa oferta a nuestros distribuidores y consumidores”, asevera Jorge Peláez. Es por ello que, en la actualidad, Bodegas Marqués de Vizhoja se encuentra “estudiando la posibilidad de ampliar nuestras referencias de vino con un espumoso elaborado con uvas albariñas”, anuncia el gerente.

Gotas del Marqués

Cabe destacar en este punto que, con anterioridad, ya se había marcado otro hito en la historia de esta bodega con el lanzamiento al mercado de las Gotas del Marqués. Esta es la primera materialización de la diversificación empresarial de esta bodega de la D.O. Rías Baixas. En octubre 2007 se presenta este innovador producto, “una unidosis de 5 ml de Aguardiente de Orujo presentada en un packaging con sistema abre fácil y embudo antigoteo”, comenta Peláez. Tal fue su éxito que en 2012 se amplió la gama de Gotas del Marqués, a monodosis de 7 ml de Aguardiente de Orujo, Licor de Hierbas, Crema de Licor, Anís Seco, Brandy, Scotch Whisky  y Ron Dominicano Añejo. La excelente aceptación de este nuevo producto ha llevado a la obtención de varios reconocimientos. Entre ellos se encuentra el Premio Innoval de Alimentaria 2012 o el Sial D’Or, entregado con motivo del prestigioso Salón Internacional Sial D’Or 2012. Unos pasos previos a la creación de su nueva gama de licores D’Vizhoja, que se presentaron el pasado año.

Certificado de Q de Calidad Turística
Las visitas enoturísticas de Bodegas Marqués de Vizhoja incluyen un recorrido por el Pazo La MoreiraLas visitas enoturísticas de Bodegas Marqués de Vizhoja incluyen un recorrido por el Pazo La Moreira

Paralelamente a la elaboración de sus productos, Bodegas Marqués de Vizhoja también es consciente de creciente interés que está suscitando el enoturismo. Por ello, han aprovechado la existencia de unas históricas instalaciones enclavadas en unos hermosos parajes para ofrecer interesantes visitas guiadas.

La Torre La Moreira es uno de los puntos de parada obligada en el programa de visitas de Bodegas Marqués de VizhojaLa Torre La Moreira es uno de los puntos de parada obligada en el programa de visitas de Bodegas Marqués de Vizhoja

Al respecto, Jorge Peláez explica que “ahora mismo tenemos en marcha un programa que comprende visitas a la Bodega Marqués de Vizhoja, a la Bodega Torre La Moreira, cata y degustación de nuestros vinos, visita a los jardines centenarios del Pazo Torre La Moreira, mirador, capilla y exteriores del propio pazo”. Especial interés tiene la antigua bodega del Pazo La Moreira, que alberga un pequeño museo. “Nuestro principal objetivo es acercar al visitante a nuestra historia, a la cultura y a la tradición vitivinícola y proporcionarle un background que le permita obtener una mayor aproximación a nuestra actividad. Y lo queremos hacer en todas las dimensiones, tanto desde nuestra nueva página web como en los actos y visitas que en Bodega realicemos. Todo ello redundará en un mayor conocimiento y valoración de la profesión, de nuestras uvas y, en definitiva, de nuestro patrimonio”, indica Jorge Peláez.

Escudos señoriales en el Pazo da Moreira, construido a finales del MedievoEscudos señoriales en el Pazo da Moreira, construido a finales del Medievo

Ese interés y mimo en la atención a los visitantes ha llevado a que Bodegas Marqués de Vizhoja cuente con el certificado de Q de Calidad Turística que otorga el Instituto para la Calidad Turística Española. En el futuro próximo se encuentran nuevas incorporaciones tanto en el sector enoturístico como en la propia bodega, novedades que se irán incorporando progresivamente a una empresa que bebe de la tradición familiar, pero que siempre ha sabido adaptar a los nuevos tiempos y a las necesidades de los clientes.

Renovación de la web

En su afán de renovación constante, Bodegas Marqués de Vizhoja ha lanzado la nueva apariencia de su web, coincidiendo con su presencia en el Fòrum Gastronòmic de Girona 2015. El portal digital destaca por una navegación sencilla e intuitiva para facilitar la comunicación con los usuarios, ofreciéndoles una información de lo más completa. “Queremos que nuestra presencia online sirva no sólo para comunicar quién somos y qué hacemos, sino también en dónde estamos, de dónde venimos y hacia dónde queremos ir; una ventana abierta al exterior que permita que cada uno de los navegantes  conozca el trabajo que realizamos en Finca La Moreira, cómo cuidamos nuestras vides y cómo elaboramos nuestros vinos, pero también cuál es la historia que los muros de nuestro Pazo La Moreira atesoran, cuáles las principales fiestas gastronómicas del entorno y dónde poder alojarse para disfrutar en total plenitud de nuestro territorio. Nuestra intención es que nuestra web pueda contribuir como una herramienta más a la divulgación de las Rías Baixas, del Condado del Tea y de la cultura vitivinícola”, concluye Jorge Peláez.