Subzona Ribeira do Ulla, el norte en las Rías Baixas


Body: 

 

El sabor de los vinos de la Denominación de Origen no es algo que hayamos guardado como si fuese nuestro mayor secreto, por el contrario, es un secreto a voces. Nuestra calidad, sabor, y la personalización de nuestros vinos es resultado de la apuesta por la uva autóctona en cada una de sus subzonas (Condado do Tea, O Rosal, O Salnés, Ribeira do Ulla y Soutomaior) que componen la Denominación de Origen Rías Baixas.

La subzona Ribeira do Ulla podría considerarse la hermana pequeña de la Denominación de Origen Rías Baixas, no por extensión, ya que es una de las más grandes y la única que alcanza localizaciones en la provincia de A Coruña, si no por ser la última en incorporarse a la Denominación de Origen en el año 2000.

Extendiéndose más allá de la provincia de Pontevedra, Ribeira do Ulla acoge los siguientes municipios: Boqueixón, A Estrada, Padrón, Silleda, Teo, Touro, Viladecruces y Vedra.

Y, como todo winelover, estarás preguntándote qué vino puedes encontrar en la subzona más reciente de la Denominación de Origen, así que debes saber que se trata de un vino que, tal y como se puede leer en la sección vinos Rías Baixas de nuestra web, corresponde a un “plurivarietal que precisa de como mínimo un 70% de las variedades Albariño, Loureira, Treixadura y Caiño Blanco, mientras que el resto debe ser de variedades admitidas y producidas en la subzona Ribeira do Ulla”.

Y ahora sí, entramos en materia y te contamos qué hace que su vino sea tan característico y tenga un sabor tan peculiar.

 

¿Qué características reúne la subzona Ribeira do Ulla?

 

Parcelas

Abanderar el minifundio gana todo el protagonismo en esta subzona que, seguida de la subzona de Soutomaior, es la segunda con menor índice de parcelas por viticultor.

 

Tierras

En relación también al punto anterior, los pequeños cultivos de uva albariño los podemos encontrar integrados dentro de hectáreas que se dedican a producir otra clase de productos; además de rodearse, incluso, de campos destinados a la ganadería. 

Ribeira de Ulla no solo se caracteriza por la diversidad de sus vinos y variedades, también por su entorno, con suelos, en general, graníticos y arenosos.


 

Cultivo de cepas

Poniéndonos más técnicos en lo que al mundo vitivinícola se refiere, en esta subzona suele emplearse, a la hora de ordenar las vides, un sistema de emparrado que tiene como beneficio y objetivo que el cultivo tenga una mayor exposición solar para aumentar la calidad de su uva, además de reducir el riesgo de enfermedades de la vid. Es un sistema tradicional y el más famoso en las Rías Baixas.

Últimamente se ha estado empleando el sistema de espaldera, ya que el emparrado resulta más laborioso y complejo. El sistema de espalderas se diferencia del emparrado en que cuenta con un follaje menos denso, además de ser un proceso más sencillo con la desventaja de que las cepas solo reciben unas cuantas horas de sol al día.

Por norma general, y como característica esencial de las Rías Baixas, la vid y el terreno son claves para un albariño de calidad y todo el proceso, desde el cultivo a la botella, se hace con especial cuidado y mimo. 

 

Clima

Otra particularidad que tiene esta subzona es que tiene las mayores oscilaciones de temperatura, además de que no está tan próxima a la costa como el resto de subzonas que comprende la Denominación de Origen Rías Baixas. Sin embargo, esta situación no se presenta como un aspecto negativo, ya que el hecho de estar en un área con mayor altitud hace que sus vinos se diferencien del resto gracias a sus sabores afrutados y frescos.

Y también como resultado de su altitud se contemplan heladas primaverales, sobre todo en las horas nocturnas. Para paliar los posibles daños que puede causar el descenso de las temperaturas en la vid, los cultivadores equipan sus viñedos con torres con aspas que ponen a circular el aire hacia el suelo y evitar así que la helada se instale en los viñedos.

 

Enoturismo

El enoturismo es un elemento clave en la historia de las Rías Baixas, pero en este caso que se unen dos provincias en una subzona, estamos ante la unión de la cultura enogastronómica y la Xacobea. Los sabores que comprende la subzona Ribeira do Ulla se convierte en una parada obligatoria para aquellos peregrinos que recorren el Camino de Santiago y desean celebrar con un buen brindis su llegada.

Siguiendo con la gastronomía, destacan fiestas como la del vino del Ulla (exaltación vino do Ulla) que se organiza cada año en el mes de abril, aunque dadas las circunstancias actuales no nos queda otra que celebrarlo de una forma más íntima. El objetivo de la celebración no es otro que exaltar el valor del vino, cuya personalidad -tal y como venimos comentando en el post- se hace notar.

Se van a cumplir 21 años desde que la subzona Ribeira do Ulla se resguarda bajo el paraguas de la Denominación de Origen Rías Baixas, dotándola de la frescura de la zona y sus vinos que, teniendo en cuenta las características anteriores, dotan al propio albariño de una frescura y acidez únicas.

Ahora ya puedes disfrutar de un buen vino de la subzona Ribeira do Ulla y, si quieres maridarlo de la mejor forma, no olvides consultar nuestra guía de los mejores quesos para servir con un vino Rías Baixas.

Como puedes ver, el sabor de los vinos de Ribeira do Ulla no es fortuito, todo tiene su intríngulis ;-)