Casa Monte Pío, donde la materia prima es la gran protagonista


Body: 

La bodega Casa Monte Pío, en Ribadumia apuesta por el trabajo en la viña y por reducir el intervencionismo en bodega. Desarrollan ambiciosos proyectos de I+D+i para enriquecer su fertilización natural y conseguir eliminar el uso de sulfuroso

 

CasaMontePioDORiasBaixas

Pablo Martínez Gago es el máximo responsable de Bodegas Casa Monte Pío, en la D.O. Rías Baixas

 

CasaMontePioNinoDORiasBaixas “Para nosotros lo primordial es la materia prima”. Lo tiene muy claro Pablo Martínez Gago, el máximo responsable actual de Bodegas Casa Monte Pío, en Ribadumia. La mayor parte del esfuerzo en su trabajo, tal como explica, se concentra en la viña. “En bodegas hacemos más una labor de control del proceso natural sin apenas intervenir”, remarca Martínez.Así es desde que José María y Celsa constituyeron la bodega de la Denominación de Origen Rías Baixas en 1979. Y desde mucho antes, ya que la creación de la empresa supuso “la materialización de una actividad mantenida por tantas generaciones como tenemos memoria”. Todas han transmitido una impagable tradición sobre el cuidado de la viña, y cada una de ellas, sobre todo las más recientes, apuestan por la experimentación para perseverar en el “empeño en sacar el máximo partido a nuestras cepas, apostando por el trabajo en la viña y respetando el terruño”, tal como describe Martínez.

“Vinos honestos”

Desarrollando la tradición, la meta es “elaborar vinos honestos, con personalidad y arraigo, que cuando los bebas te entretengan y te transmitan de dónde provienen, quién los hizo y cómo”. Martínez Gago, que desde la cosecha de 2014 dedica todo su tiempo al cuidado de los viñedos y la elaboración de los vinos de Casa Monte Pío como enólogo viticultor, sostiene que la amplia oferta en el mercado vinícola actual obliga a que “un vino tenga que entretener por lo menos, sino es muy difícil que un cliente repita”.Lo dice con la experiencia de situar sus vinos en algunos de los mercados internacionales más exigentes, como los de Reino Unido, Bélgica, Alemania y Canadá. Ha constatado que lo que más valora el consumidor extranjero “es la honestidad y la franqueza de nuestros vinos a la hora de transmitir emociones”.La bodega tiene por norma participar únicamente en concursos vinícolas organizados de forma altruista, en los que no sea necesaria ninguna aportación económica para situar un vino entre los aspirantes a galardón. Aún así, acumula diversas distinciones. Una de las más recientes ha sido para el Rías Baixas Monte Pío 2015, premiado en el Ranking de los 10 Mejores Vinos por menos de diez euros.

Fuerte impulso de la I+D+i

DeMaderaMontePioDORiasBaixasUno de los puntos singulares de Casa Monte Pío es la elevada implicación en proyectos de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i). La bodega desarrolla en la actualidad su segundo proyecto en este campo. Tiene como socios de consorcio a la maderera Betanzos HB y a Mercantia, empresa especializada en la elaboración de bebidas refrescantes a partir de vino.La iniciativa pretende ver qué posibilidades hay de aplicar al viñedo los fertilizantes obtenidos mediante compostaje de los productos de las tres empresas. Casa Monte Pío ya utiliza una fertilización natural, que busca mejorar con nuevos componentes naturales que beneficien a sus cepas.En el mismo sentido, el proyecto aspira a desarrollar nuevos extractos naturales con actividad antioxidante y conservante, a partir de subproductos de la actividad de las empresas del consorcio. Esos componentes servirían para sustituir los sulfitos. “Nosotros trabajamos con cantidades muy reducidas de sulfuroso, lo que nos obliga a retrasar la salida al mercado de nuestros vinos hasta que estén bien hechos, pero nuestro objetivo es conseguir reducirlos por completo”, comenta Martínez Gago.Muestra del alcance de este trabajo de I+D+i, es que están implicados en él los centros tecnológicos Evega, I-Grape Laboratory, USC-Aula de Productos Lácteos y Anfaco Cecopesca, además de contar con la colaboración de las empresas Feiraco, Ecocelta, Caroi’Line Cosmética y Disiclín.

 
Mirando al futuro

Profundizar en la internacionalización de la bodega y seguir apostando por el ámbito de la I+D+i “para continuar mejorando nuestro trabajo en el campo” son los dos grandes propósitos de futuro de Casa Monte Pío.Otra de las materias que reconocen como pendientes para los próximos años es el desarrollo de un proyecto enoturístico. No obstante, Martínez Gago aclara que “la bodega se puede visitar casi cualquier día porque yo estoy prácticamente todos los días”. Así que bastaría una llamada para concretar una día y una hora para conocer Casa Monte Pío.