Recetas y Maridajes con vinos de la D.O. Rías Baixas


Body: 

Los Rías Baixas son vinos muy versátiles, por su equilibrada acidez y sus aromas afrutados, permitiendo la posibilidad de realizar un gran número de maridajes de todo tipo. Como sabemos, maridar es el arte de acompañar alimentos y bebidas, y es aquí donde los Rías Baixas demuestran, entre otras excelencias, su capacidad para acompañar con el infinito abanico gastronómico, ya que permiten ser degustados, si se desea, a temperaturas ligeramente más elevadas que otros blancos (8-10º C) gracias a su armoniosa complejidad aromática.

Resultan sublimes para el chateo, ya que acompañan a la perfección una gran variedad de aperitivos, desde todo tipo de conservas: Mejillones de las Rías, berberechos al natural, salazones, frituras, pintxos variados… y sorprenden por ser de los pocos vinos que maridan con platos subidos de vinagre como son los encurtidos o escabeches de carne y pescado.

Son, quizá, los vinos que mejor acompañan al sushi, entre otros platos de arroz, como son los arroces a banda, el arroz negro, la paella mixta, los caldosos de verduras, pescado, marisco y la exquisita fideuá levantina. Respetan como pocos los platos de todo tipo de pastas acompañados de salsas especiadas y aromáticas tales como pesto, ajo y guindilla, vongole (con vino blanco y almejas), entre muchas otras…

Resultan magistrales con todo tipo de quesos, en especial con los cremosos: Tetilla, quesos frescos, cremosos tipo Brie o Camembert, así como los elaborados a partir de leche de cabra y oveja de media curación.

Obviando el tópico, acompañan mucho mejor que la mayoría de tintos con todo tipo de carnes blancas, respetando y alargando el sabor de éstas, ya sea a la plancha, guisadas o en fondue con salsas y mostazas. Como ya es sabido, acompañan a la perfección con la jugosa exquisitez de mariscos y moluscos.

Y, por último, no podemos evitar reseñar que ante todo, los maridajes que hemos citado son solo consejos para el disfrute, a la hora de acompañar un Rías Baixas, cada paladar tiene unas preferencias personales y unos gustos adquiridos.

Déjense guiar por ellos.

Imagen | IanSand