Val do Salnés, la subzona reina del Albariño Rías Baixas


Body: 

 

Una de las características diferenciales de la Denominación de Origen Rías Baixas es su diversidad en tipos de uva y vinos, que viene determinada por su división en 5 subzonas. Pero hay una que destaca por encima de las demás, y es la subzona Val do Salnés, considerada cuna del vino Albariño Rías Baixas. En ella queremos detenernos hoy, para contarte todo lo que debes saber si eres un auténtico winelover Rías Baixas. ¿Vamos al lío?

Val do Salnés comprende territorialmente todas las parroquias de los ayuntamientos de Cambados, Sanxenxo, Ribadumia, Meis, Meaño, Vilanova de Arousa, Portas, Caldas de Reis, Vilagarcía de Arousa, Barro, O Grove y A Illa de Arousa. ¡Ahí es nada!

La subzona Val do Salnés es la más representativa por muchos motivos, relacionados con la actividad vitivinícola y con su historia. Para empezar, porque concentra un mayor número de viticultores, en torno a 4.000, el 76% del total de la DO Rías Baixas; de viñedos, con algo más de 2.300 hectáreas (el 58%) y de producción, con un 62% del total de uva vinificada. Es además la subzona con mayor número de bodegas, al concentrar 113 de la 178 inscritas en nuestra Denominación de Origen.

 

La sal, presente desde el origen hasta el paladar

¿Y por qué se llama Val do Salnés? Pues porque la mayor parte de las bodegas se encuentran en el valle creado por el río Umia, que además debe su nombre a las salinas que se explotaban en la zona durante la Edad Media para la industria del salazón de pescado, una actividad económica de gran importancia.

Siempre decimos que el océano tiene una gran influencia en el crecimiento de nuestros viñedos, es uno de los factores que definen el terroir o terruño de los vinos Rías Baixas, pero en Val do Salnés es más acusado, ya que precisamente esa sal del mar que da nombre a este territorio se impregna en la tierra, en la brisa y así se traslada a los vinos, que ofrecen una salinidad más evidente que en vinos de otras subzonas.

 

Monasterio de Armenteira y vinos Rías Baixas

Como en el resto de las subzonas, en Val do Salnés se cultivan uvas autóctonas del Sur de Galicia desde tiempos inmemoriales, al menos, desde el siglo V, pero fueron los monjes de la orden del Císter los que una vez asentados en Galicia empezaron a sacar el mayor partido a los viñedos con vinos con un gran potencial. Las tierras dependientes del Monasterio de Armenteira, situadas en torno al río Umia, sirvieron de génesis de lo que hoy es O Salnés.

La producción de vinos en O Salnés estuvo tradicionalmente ligada a los monasterios y la iglesia hasta que con la Desamortización de Mendizábal, las propiedades de la iglesia pasaron a manos privadas, y los viñedos empezaron a incorporarse como propiedades de los pazos o casas grandes gallegas.

 

El despegue del Albariño en pleno siglo XX

El Albariño Rías Baixas es el más popular de los blancos Rías Baixas y ha alcanzado una proyección nacional e internacional que no conoce límites. Hoy es el segundo vino blanco más vendido de España, y el segundo más exportado, ya que el mercado exterior concentra un 30% de sus ventas totales. Pero su despegue empezó durante el siglo XX, cuando el cultivo de estas variedades autóctonas se extendió más allá de las fincas señoriales, a toda la zona de O Salnés y los viñedos cambiaron de manos, en un proceso alimentado por la creciente fama que fueron alcanzando

Hasta los años 50, era un producto que se reservaba para ocasiones especiales celebraciones pero progresivamente, el cultivo de los viñedos y la elaboración de vino empezó a popularizarse e incorporarse a la economía familiar. Y esto explica en parte el minifundismo que caracteriza el cultivo de la vid en nuestra Denominación de Origen. Pero también sirvió de origen a la Festa do Albariño. Cada familia elaboraba su vino siguiendo su propia receta y una tradición vitivinícola transmitida de generación en generación que ha llegado hasta hoy. Pero llegó el momento de competir y demostrar quién elaboraba el mejor vino. 

 

Un pique sano que dio origen a la Festa do Albariño 

Así fue como el 28 de agosto de 1953 los bodegueros Bernardo Quintanilla Álvarez y Ernesto Zárate promovieron la celebración de un concurso entre bodegueros en Cambados que con los años se consolidó y fue creciendo hasta la Fiesta del vino Rías Baixas Albariño multitudinaria en la que se ha convertido últimamente. 

El tradicional concurso entre bodegueros es hoy una Cata Concurso totalmente profesionalizada en la que un panel de catadores compuesto por catadores habituales de la DO Rías Baixas y otros expertos invitados por el Consejo Regulador de la DO Rías Baixas catan a ciegas los vinos que libremente se presentan a la Cata Concurso y eligen los 3 mejores de la añada. La cita ha alcanzado este 2021 su edición número XXIII, pero como ves, tiene 68 años de historia. Por eso es una de las fiestas gastronómicas más antiguas de Galicia y España y de ahí que Cambados sea considerada la capital del Albariño.

Como ya te contamos, el prestigio y la proyección del Albariño Rías Baixas no deja de crecer en todo el mundo, impulsado por el saber hacer de las bodegas y porque es en las Rías Baixas donde la uva Albariño encuentra las mejores condiciones climáticas y orográficas para desarrollarse.

Pero esta proyección alimentada por una larga tradición vitivinícola recibió su mayor impulso en la década de 1980 cuando empezó a gestarse la Denominación de Origen Rías Baixas que se constituyó en 1988. La apuesta de la unión de los viticultores y las bodegas para la profesionalización de la actividad vitivinícola en torno al Albariño fue un éxito que todavía hoy sigue dando fruto.

 

Vinos Rías Baixas Val do Salnés

Como apuntamos al principio, los vinos del Val do Salnés, se diferencian de los de otras subzonas en que son más salinos en boca y tienen una acidez más pronunciada que los de subzonas más interiores y más calurosas en verano, como Condado de Tea, O Rosal y Soutomaior. El Albariño es el rey en esta subzona, que produce el 66% de la uva de esta caste de toda la DO Rías Baixas, pero como el resto de las subzonas de la DO Rías Baixas tiene su propio vino, el Rías Baixas Val do Salnés.

Según establece el Pliego de Condiciones del Consejo Regulador de la DO Rías Baixas, este vino está elaborado con al menos un 70% de uvas de la variedad de Albariño, y un 30% de variedades admitidas y producidas dentro la subzona Val do Salnés. Obviamente, cada bodega tiene su receta, pero en las cifras de producción por tipos de uva tenemos alguna pista: Val do Salnés produce sobre todo Albariño y Godello (el 28% del total de lo que se cultiva dentro de la DO), y en mucha menor proporción Caíño Blanco (sólo un 3,8%), Loureira (1,8%) y Treixadura (1,27%).

Si te hemos abierto las ganas de degustar un buen Albariño Rías Baixas, no te pierdas nuestro post del Blog sobre lo que debes saber antes de comprar una botella. Y si ya estás brindando, no te pierdas nuestro concurso de fotos #ParaísoyRíasBaixas. ;)