Dieciséis prescriptores holandeses cataron en Mugartegui más de 70 marcas de la D.O. Rías Baixas


27 de octubre de 2017.- La sede del Consejo Regulador de la D.O. Rías Baixas protagonizó hoy una cata de 77 marcas de la Denominación de Origen en la que participaron un grupo dieciséis prescriptores holandeses, entre los que se encontraban importadores, críticos, sumilleres y otros profesionales de los sectores de la hostelería y la restauración. Cuarenta y una bodegas participaron en esta actividad en la que los vinos de Rías Baixas se presentaban como una cita ineludible para este grupo de prescriptores holandeses que visitan estos días Galicia en busca de ampliar su portfolio.

La directora de marketing de la denominación, Eva Mínguez explicó que “es un mercado en el que los vinos de Rías Baixas son valorados por su calidad y versatilidad. De hecho, el trabajo que durante los últimos años se está realizando desde el Consejo no solo se ve en las cifras de exportación,  sino también en el creciente número de referencias de vinos en las cartas de los restaurantes, así como en el interés de los prescriptores y consumidores”. Uno de los reclamos de este país es su alto poder adquisitivo de los consumidores, “también hay que tener en cuenta que en Holanda prácticamente no se produce vino”, añadió Eva Mínguez.

Holanda es uno de los principales mercados de los vinos de Rías Baixas. Se sitúa en sexta posición en el top-ten, mientras que pasa a ser el tercer mercado en relevancia del continente europeo. Los datos hablan por sí solos, en 2016 se vendieron 247.683,50 litros, un 19,42% más que el ejercicio anterior. De hecho, el BENELUX cuenta con un plan promocional específico con actuaciones entre las que se encuentran misiones inversas como la de responsables de escuelas de hostelería que visitaron este año la denominación, también la reciente segunda del showroom en Gante que reunión más de 180 profesionales, así como numerosas catas que esta denominación protagoniza a lo largo del año en Bélgica, Holanda y Luxemburgo.