La Denominación de Origen Rías Baixas concluye la segunda mayor vendimia de su historia con más de 39 millones de kilos


30 de octubre de 2017.- El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas da por concluida la vendimia 2017 con 39.339.272 kilos de uva recogida, un 17,8 % más que en la campaña anterior. Con estas cifras, la Denominación de Origen Rías Baixas obtiene la segunda vendimia más cuantiosa de su historia.

Esta campaña comenzó a mediados de agosto y finalizó a mediados de octubre. Se pudo prolongar tanto en el tiempo porque “la meteorología permitió que se pudiese realizar gradual y selectivamente, de manera que las bodegas pudieron esperar al momento óptimo en cada parcela”, según explica el director técnico del Órgano de Control y Certificación del Consejo Regulador, Agustín Lago.

Lago considera además que “todo apunta a que será una gran añada de vinos”, puesto que “la vendimia esta año ha sido de libro, empezando por el estado fitosanitario de la uva, sus excelentes parámetros de calidad, así como el adecuado equilibrio entre grado y acidez”, indica el director técnico de Rías Baixas.

Si algo caracterizó esta vendimia fue su carácter madrugador, debido a las condiciones meteorológicas en primavera-verano que causaron un adelanto del ciclo vegetativo de la vid y de la maduración de la uva. Además, las jornadas de lluvia de principios de septiembre, justo antes del grueso de las tareas de vendimia, contribuyeron a optimizar el comportamiento del viñedo.

Esta campaña ha estado protagonizada por 5.338 viticultores, que han recogido uva en 4.049 hectáreas para 184 bodegas inscritas. Como ya es habitual en esta denominación, la producción de las variedades blancas es mayoritaria, con un 99,15% del total. De ellas, la variedad Albariño es la reina con el  96,49% del total. Le siguen la Treixadura, Caiño Blanco y Loureira. Y aunque las variedades tintas solo suponen el 0,85% de la producción, en la presente campaña se han recogido 333.929 kilos de uva, en su mayoría en la subzona del Condado do Tea. Las variedades tintas mayoritarias son la Sousón y la Brancellao.

En cuanto a la distribución de la vendimia por subzonas, la de O Salnés mantiene su hegemonía con el 63,82% de la producción (supera los 25 millones de kilos de uva), seguida por el Condado do Tea, O Rosal, Ribeira Ulla y, por último, Soutomaior.

Los más de 39,3 millones de kilos de uva recogidos permitirán elaborar algo más de 26 millones de litros de vino certificado para atender demanda de los vinos Rías Baixas en los mercados gallego, español e internacional. En la actualidad, los mercados exteriores suponen más del 28% de la producción de la D.O. Rías Baixas.

Esta ha sido la tercera vendimia en que la Denominación de Origen emplea el sistema de auditoría en el que trabajaron 25 auditores/veedores, siguiendo así la normativa vigente. Agustín Lago explica que “este trabajo garantiza el origen y la trazabilidad en todas las fases de la elaboración del vino”. En este sentido, asegura que el sector está plenamente profesionalizado y comprometido con la excelencia, lo que redunda en la calidad de los vinos.