Una antigua edificación feudal protagonista de las guerras con Portugal en la D.O. Rías Baixas


Body: 

La Denominación de Origen Rías Baixas hace historia desde su constitución en 1987. Desde ese año sus bodegas, sus marcas, sus viticultores, sus viñedos escriben con sus experiencias profesionales, tanto individuales como colectivos, lo que ha sido, lo que hoy es y vislumbran lo que será la D.O. Rías Baixas, sus vinos, sus paisajes, sus profesionales…

En definitiva, el sector de Rías Baixas. Detrás de cada uno de ellos hay una historia que contar.

PazoAsBarreirasDORiasBaixas

En este apartado queremos trasladar la historia de las construcciones que albergan cada una de las bodegas que conforman este Consejo Regulador. Algunas son historias recientes, modernas que nos hablan del vino y su cultura, otras se centran en construcciones ancestrales con pasado militar, solariego o, por qué no, cultural.

Situación

Nos trasladamos a la subzona do Condado do Tea, muy próxima a Portugal, a la provincia de Ourense y marcada por la influencia del río Miño.

Allí se encuentra el Pazo As Barreiras, actualmente convertido en una preciosa bodega, situada en la parte alta de Salvaterra do Miño.

Ésta cuenta con una agitada historia que gira en torno a dicho pazo que precisamente da nombre a esta empresa familiar.

Historia

Este pazo señorial fue construido a principios del siglo XVII como una antigua edificación feudal.

Dicha casa fue fundada por la familia noble Sarmiento Valladares, que fueron los regidores militares de la villa de Salvaterra de Miño durante varias generaciones, puesto que esta villa estaba considerada una importante plaza militar debido a las guerras de frontera con Portugal durante muchos años.

Precisamente Jácome Sarmiento de Valladares III, nombrado por el Rey gobernador de la plaza de Salvatierra durante la guerra con Portugal, fue el encargado de restaurar dicho Pazo en 1677, destruido años antes por el ejército portugués en su invasión de Salvaterra de Miño.

Tras varias remodelaciones en 1995, fue adquirido por la familia Villanueva que lo utiliza como bodega.

As Barreiras mantiene su estructura original. Posee una planta en forma de “L” y dos pisos de altura.

La piedra con la que fue rehabilitado en 1979 procede de la derruida atalaya de Santiago de Aytona.

Como no podía ser de otra manera, esta casa atesora un pasado militar a través de sus antiguas caballerizas, las troneras de los muros defensivos, su portalón almenado y blasonado que conduce a un acogedor patio interior. Sus protagonistas son un pequeño pozo central y una larga escalinata de piedra que da paso a la solana cubierta, sostenida por columnas de sección cuadrada.

Este pazo posee tres escudos, fruto de su pasado.

Dos de ellos están situados en la solana y hacen referencia a los abuelos y padre de Jácome III, máximo responsable de su reconstrucción.

Los linajes Sarmiento, Valladares, Castro y Lobato figuran en el escudo de la izquierda de la solana, mientras que en el de la derecha aparecen los linajes Suárez, Araujo, Sotelo y Salgado.

Precisamente bajo el escudo de la derecha se puede leer la siguiente inscripción: El S.D. Iacome de Balladares MRE. de campo de infantería española gobernador por SV Magestad de la Plaza de Salvatierra y cabo de las milicias de SV distrito reedifico esta casa año de 1677 aruinada por el portugves año de 1642 estando en Salvatierra en 15 de agosto de dicho año y recvperada en el año de 1659” .

El tercer escudo se encuentra en el portalón de la entrada. Es un blasón de grandes dimensiones realizado en el año 1977 en tiempos de Francisco Antonio Carballido y Sarmiento, religioso y descendiente de la casa.

En él se agrupan los catorce linajes distintos que hacen referencia a los antepasados de este pazo. Los últimos descendientes de esta casa fueron hombres de letras que estrecharon vínculos con otras importantes edificaciones de esta provincia.

Un viñedo con historia

La vida y el sustento de este pazo se centran en su función agrícola vinícola, pues ya desde épocas pasadas hay una bodega que se nutre de una amplia extensión de viñedos que lo rodean.

Actualmente cuenta con diez hectáreas de terreno.

La orientación de estas viñas es perfecta.

Además, se encuentran enclavadas en una tierra fértil de formación arcillosa, mezcla de limo y cantos rodados, que son la prueba de que antaño estos terrenos fueron antiguo lecho del río Miño.

La familia Villanueva lo adquiere en 1998 como bodega familiar del Grupo Villanueva.

En este momento la empresa está dirigida por la tercera generación.  En este Pazo se cultivan y elaboran vinos de la D.O. Rías Baixas: Señorío de Lazoiro, Villanueva, Pazo As Barreiras y Pazo As Barreiras edición especial.